Cargando

Crear una startup puede llevarte a sentir la más intensa felicidad de tu vida, como también frustrarte y quitarte las ganas de seguir avanzando.

El mundo ha enloquecido por las startups. En muchos sentidos, la “revolución” de las startups es algo positivo; los emprendedores están creando soluciones a problemas globales. Las startups también tienen la posibilidad de transformar los negocios tradicionales y proveer mejores servicios a sus clientes, y nivelar la distribución de capital en la sociedad. Pueden crear trabajos de calidad para personas talentosas y mejorar la eficiencia de procesos en casi todas industrias. En esa medida, se podría decir que las startups están cambiando el mundo.

Pero no todas las startups tienen un impacto positivo y ser emprendedor no es la carrera ideal para toda persona. Una startup es una inversión de tiempo y dinero bastante riesgosa; no es una manera de ganar dinero rápido y vivir una vida glamorosa. Si quieres fundar una startup para perseguir tus sueños y resolver un problema en la sociedad, hazlo. Pero si quieres hacerlo por una de las siguientes razones, no esperes los mejores resultados.

1. Ganar mucho dinero.

Muy pocas startups llegan más allá de su primera ronda de capital. Aún menos llegan a la Serie A y menos del 1% de startups—especialmente en Latinoamérica—logra levantar millones de dólares en rondas posteriores. Además, en el caso de un exit, el emprendedor no necesariamente será la persona que más gana. Los inversionistas y los empleados pueden llegar a recibir muy buenos retornos sin haber invertido el sudor y lágrimas del fundador. La mayoría de startups tienen que trabajar entre 5 a 10 años antes de ver posibilidad de un exit, si es que una oferta aparece.

Además, no es poco común que los mejores emprendedores ganen menos que sus mejores empleados porque prefieren invertir ese capital en crecer el negocio.

2. Demostrar poder.

El título de CEO y Co-Fundador suena importante, pero en realidad, es lo menos glamoroso que hay. Se dice que en el momento que alguien funda una startup, ya no es su propia jefa. Ahora tiene que servir a tres personas. Primero, sus clientes dirigen todo lo que decide hacer con el producto. Segundo, tiene que proveer y dirigir a su equipo para mantenerlos felices. Tercero, el CEO tiene que responder a sus inversionistas, que piden actualizaciones y reportes de hitos cumplidos. Cuarto (y último), el CEO puede preocuparse por sus propias ideas.

En una startup, el CEO no puede pasarla en reuniones sin nunca sentarse a trabajar con su equipo. Si bien está encargado de la estrategia, también es la persona que tiene que terminar y resolver todos los trabajos pendientes para avanzar. En muchos casos, hay que poner las necesidades de la compañía, de los clientes, del equipo y de los inversionistas antes de las del CEO.

3. Ser famoso.

Cuántas personas pueden nombrar los fundadores de sus compañías favoritas? De los unicornios en LatAm o EEUU? Apostar por la celebridad siendo emprendedor es una batalla perdida.

A veces puede parecer que una startup dispara muy rápidamente porque los medios empiezan a prestarle atención. En realidad, en la gran mayoría de los casos, los fundadores y su primer equipo probablemente llevan 3-5 años trabajando duro sin reconocimiento antes de llegar a la prensa. 

Las mejores startups se enfocan en solamente una cosa: resolver el problema más urgente de sus clientes y después, seguir mejorando su solución. Desafortunadamente, la mayoría de los problemas que tienen que resolverse no son sexy para el público general. Y no todas las ideas sexy son las mejores soluciones. Aparecer en medios y ganar competencias no significa que sea un buen negocio.

4. Cambiar el mundo.

Creo que todos hemos querido cambiar el mundo en algún momento. Es una meta noble pero a veces ingenua. Con un reto tan grande y tan vago, es muy fácil perderse en el camino. En muchos casos, las startups que dicen tener las mejores intenciones pueden olvidar sus clientes o su equipo en la búsqueda de la meta más grandiosa.

La realidad es que nadie llega a cambiar nada sin empezar con algo pequeño. Muchos emprendedores se acercan a nosotros para pedir consejos para crecer su negocio o levantar capital. Desde un principio, mis consejos siempre son lo mismo: intenta vender tu producto tú. Si tú no has salido a la calle a vender tu solución y hablar con tus primeros clientes, nadie lo podrá hacer.

Cuando uno tiene las intenciones de hacer grandes cambios, trabajar de esa forma puede ser extremadamente frustrante. Sin embargo, es de lo más necesario. Enfócate en crear un producto que resuelve un problema específico de un pequeño grupo de personas, y véndeselo. Si no puedes vender el primer MVP, el mundo está bastante lejos de ser cambiado.

 

Crear una startup puede ser una increíble aventura, pero no existe un emprendedor que no haya sufrido y sacrificado por su empresa. Uno puede aprender mucho lanzándose a perseguir una pasión o buscar resolver un problema en la sociedad. Pero una startup no es necesariamente el mejor camino hacia esas metas.

Sin embargo, me encanta ver más personas tomando riesgos y buscando solucionar los problemas que ven en la sociedad. Me gusta trabajar con emprendedores apasionados y trabajadores que juntan equipos increíbles para crear un producto. Si aún quieres fundar una startup después de leer todo esto, lánzate y pruébalo. Aún si la empresa fracasa, habrás aprendido muchas lecciones que te servirá

Publicaciones destacadas

imagen-blog
Venture Capital en Chile: Mapeo General

Este artículo es una recopilación de los actores del ecosistema de Venture Capital en Chile: inversionistas privados y públicos, empresas, incubadoras, subsidios del gobierno, crowdfunding, emprendimentos sociales, redes de inversionistas y family offices.

imagen-blog
Tendencias de hotelería y turismo en Chile

De acuerdo con SERCOTEC, 6 de cada 10 emprendimientos en Chile son de turismo. En los próximos dos años se inaugurará el nuevo aeropuerto de Santiago que podría recibir hasta 45 millones de pasajeros al año. ¿Qué tendencias en 2018 se desprenden de este panorama? Sigue leyendo.

imagen-blog
18 Pitch Decks famosos para startups

Artículo original traducido de Andy Sparks. En este post encontrarás los links hacia los pitch decks de compañías famosas como : Linkedin, YouTube, AirBnB, Buffer entre otras. Tal vez te sirvan cuando estés construyendo el tuyo.