Blog headerblog

Hablamos con Pedro Pineda de Fintual, la primera startup chilena en entrar a Y Combinator

Y Combinator es la mejor aceleradora del mundo. Por ahí pasaron startups como Airbnb, Dropbox, Stripe, Reddit, Zapier y Quora; en su portafolio tienen 19 compañías sobre el billion y solo entra el 1% que postula, o sea es más difícil que entrar a Harvard o Stanford -donde entra el 5% de los que aplican-. Fintual fue la primera startup chilena en lograrlo.

¿Qué tiene este equipo, cuál es su historia, qué podemos aprender de su triunfo? Aquí te dejamos la entrevista que le hicimos a Pedro, el CEO.

 

Para empezar:

  • Qué hace Fintual: Administra el dinero de jóvenes profesionales que quieren invertir bien y usar su tiempo para ver Netflix.
  • Equipo de fundadores: Pedro Pineda H, Agustín Feuerhake, Omar Larré V, Andrés Marinkovic G.
  • 1.500 personas han invertido a través de Fintual. Han transaccionado US $7M.
  • El ticket promedio de inversión a través de Fintual son CLP $3M.
  • Ganaron el reconocimiento a mejor startup fintech en Latinoamérica en 2017 por la firma de capital de riesgo Village Capital.

 

Cómo terminó el 2018

Terminó lanzando APV (Ahorro Previsional Voluntario.). Muy contentos de ver que una pinche startup es capaz de hacer lo que hacen las AFP, las corredoras de seguros u otras administradoras. Me di cuenta cuando lanzamos el APV que ya estamos en las ligas mayores. Lo hicimos en tiempo record, nos demoramos 20 días gracias al equipo de tecnología y comunicaciones.

Lo lanzamos hace casi tres semanas y el 20% de las inversiones en Fintual las hacen pensando en el APV. El APV es un modelo en el cual el estado te bonifica US $500 al año si es que ahorras aproximadamente US $3.000.

 

Qué se viene

Tenemos que crecer. Veníamos creciendo a un ritmo de 10% a la semana durante 5 meses -especialmente los meses que estuvimos en Y Combinator- y el mercado se puso pesado en octubre-noviembre, lo que estancó el crecimiento. Ahora, estamos creciendo entre un 1% a 2% a la semana, que igual es harto, pero no es la velocidad que queríamos.

Entonces, se viene crecer y encontrar maneras de que nos conozcan. En el mundo financiero nos conocen todos pero en Chile no nos conoce nadie.

 

Qué cambió en ustedes y en Fintual desde que entraron a Y Combinator

Cuando entramos a Y Combinator fue uno de los días más felices de mi vida. Como experiencia, fue darse cuenta que los chilenos somos bien capos, hay muchas startups buenas y no hay mucho que envidiarle a Sillicon Valley. Y al mismo tiempo, darnos cuenta que el ecosistema es bien distinto y es lo que nos falta aquí.

 

A qué te refieres con distinto, ¿qué podemos aprender de la mentalidad de allá?

Pensar en grande. No preocuparse de problemas pequeños. Partir local, con un problema acotado, pero que le pasa a todo el mundo: al chileno, a gente en Malasia, Mongolia etc.

Ser más agrandado en los sueños. Yo pensaba que la gente era más inteligente y no es así. Hay mucho talento en Chile, pero falta creérsela.

 

Por qué es tan dificil entrar a Y Combinator, ¿qué buscan en las startups?

Buscan equipos sobrenaturales, con capacidades técnicas, resiliencia y simpatía. No jerks dicen allá (Jerk en español es imbécil). Ven que haya potencial para armar la próxima empresa de 1 billón, un unicornio.

 

La noticia de que entraron a Y combinator se suma a otras noticias de startups chilenas que están haciendo cosas grandes. ¿Qué les dirías a personas que están empezando a invertir en startups o que no lo han hecho?

Yo les diría que no tengan miedo a perder plata y sí que tengan miedo a perder una oportunidad. Creo que esa es la gran diferencia de los inversionistas en Sillicon Valley y Chile. En Chile te piden un flujo de caja, una cierta rentabilidad. En Sillicon Valley nosotros cerramos deals por mail, por whatsapp. Tenemos inversionistas ángeles que nunca he visto en mi vida.

El inversionista tiene que estar tranquilo de que no sabe. Nadie sabía lo que iba a ser Airbnb. Juéguensela, piensen que es plata que ya perdieron y que puede que funcione.

Conocí al CTO de Uber en el 2011 y le dije que era mala su idea. Así que ya no confío mucho en mi predicción. Lo que sí, es que trato de cachar si el emprendedor es bueno o no. Ahí me equivoco menos.

 

¿Invertirías en startups?

Ya lo he hecho y me ha ido pésimo. Igual, sí tenemos ganas de invertir y no solo nosotros. La gente vio cómo se les fue Cornershop. He hablado con fondos que me dicen : Tuve el deck de Cornershop y no quise ir. Están con ganas de revancha.

 

Tu ya habías tenido un exit antes…

Sí, el de “Queremos descuento” que la compró Pez Urbano. Del equipo de Fintual de los cuatro fundadores, dos hemos tenido empresas pequeñas y las hemos vendido por un millón de dólares. No son grandes exits comparados con Sillicon Valley pero nos sirvió como experiencia.

 

En la charla que diste de Webprendedor 2018 dijiste que las veces que te has puesto creativo te ha ido pésimo. ¿Sigues pensando que es mejor replicar algo que ha funcionado en otro lugar?

Sí, sigo pensando igual. De hecho, hago clases en la Universidad de Chile y todos los años veo este patrón de “tengo esta súper idea creativa”. Incluso, a veces a los alumnos les apuesto 100.000 a que su idea creativa la encuentro en Google y nunca he perdido. No tiene mucho sentido ponerse creativo a menos que estés en un área biológica, fisiológica o médica en la que logras descubrir una nueva vacuna o alcanzas avance muy sustancial.

No tiene sentido pensar que vas a hacer algo increíble que nunca nadie a hecho. Lo más probable es que alguien lo haya intentado y falló por una razón u otra. Muchas veces porque era muy temprano para hacer el negocio u otras veces porque era muy tarde.

Es clave encontrar el timing, el equipo y después viene la idea.

 

¿Qué es lo que pasa en este curso que hago con Natalia Fouillioux en la universidad? Permitirles iterar mucho. Les decimos, partan con su idea y tratamos de matarla al primer mes para que entiendan porqué no funciona y que vayan pivotando.

En mi caso cada vez que me he puesto original la he pasado muy bien pero me ha ido muy mal, en términos numéricos.

Creo que lo más importante es ir pivotando y teniendo conversaciones. Anda a buscar problemas, conversa con gente en rubros que te puedan interesar, escúchalas y descubre cuál es el dolor que tú crees que puedes resolver. Creo que este camino es mucho mejor que fumarse un pito en verano y decir voy a hacer este negocio y voy a llamar a mi amigo del colegio.

 

Cómo nace Fintual

Omar, uno de los fundadores de Fintual, me invitó a tomar una cerveza y me dijo: hagamos esto que están haciendo en Estados Unidos. Él trabajaba en la industria financiera y me comentó que en Chile es injusta, opaca y cara. La gente cree que los fondos mutuos son gratis y rentan muy mal principalmente porque se va todo en comisiones.

Me contó que en Estados Unidos habían resuelto el problema con tecnología, con una plataforma para hacer todo más barato, transparente y rápido. Y yo, justo estaba viendo a qué dedicarme y me entusiasmé. Formamos el equipo con Omar y Andrés y luego se sumó Agustín. Así, armamos Fintual y cada uno tiene un 25% con vesting a 4 años. Si yo me voy antes de 11 meses, me voy con cero.

Un consejo: revisen el concepto de vesting. No se repartan el 50/50 desde el comienzo, repártanse la posibilidad del 50/50 después de un plazo. Hay muchos casos de emprendedores que se pelean a los pocos meses y cuando se van quieren que le paguen millones.

 

Cómo funciona Fintual

Ayudamos a la gente a Invertir, sin bancos ni AFP. Somos la primera startup en Latinoamérica que crea un fondo mutuo y hacemos que gente que sabe o que no sabe y que quiere algo fácil y transparente, pueda invertir.

Se meten a la página, responden unas preguntas de riesgo para saber a cuánto riesgo exponerlos y les hacemos una recomendación para invertir. Las inversiones se hacen en fondos mutuos chilenos que invierten en instrumentos en Estados Unidos. El más conservador invierte en renta fija local y el de renta variable invierte en la bolsa de Estados Unidos directamente.Si la gente hace doble click se da cuenta que está invirtiendo en acciones de Facebook, Google o Amazon. Nosotros apostamos por una inversión pasiva en la que básicamente seguimos al mercado.

 

Ustedes tienen un lenguaje informal y hasta chistoso, ¿cómo les ha ido con esto en un mundo donde el tono suele ser serio?

Nos ha ido bien. Hay gente que nos dice: -no me gusta que me tuteen- y yo les respondo, -no seas nuestro cliente-. Hemos logrado enganchar. Logramos que gente se meta a una página web, responda preguntas y transfiera tres millones de pesos, que es el ticket promedio.

Ha sido un éxito lograr que 1.500 personas hayan metido plata de los US $7 M de dólares que administramos y no sean ni millonarios o amigos nuestros.

Una de las formas de conseguirlo es siendo simpático y haciendo que el cliente se sienta en confianza.

 

Por dónde ha llegado la gente

Creo que tiene que ver con un mantra de Y Combinator que es “ Haz cosas que la gente ame”. Creemos que hemos construido un producto que las personas que están adentro aman. Ha sido muy fuerte el boca a boca. Y eso lo hemos logrado con un muy buen producto, una capacidad tecnológica de ir mejorando la plataforma semana tras semana. -Bueno algunas veces tardamos más, lo digo para que después en la oficina no digan que soy un mentiroso-. También ayudó el hecho que de marzo a octubre de 2018 tuvimos una muy buena rentabilidad.

 

¿Qué tan escalable es Fintual?

Es escalable en Chile. No es un restaurante que para atender el doble de personas tenemos que tener el doble de equipo. A mí me da lo mismo si entran 100 transferencias o 320, no necesito contratar a alguien más porque todo el proceso es automático.

Y lo que estamos haciendo ahora es expandirnos a México. Hay un acuerdo entre Colombia, México y Chile que se llama el Pasaporte de Fondos, que nos permite estar regulados solo en uno de estos países y operar en los otros tres. El acuerdo está firmado hace 3 años pero no está puesto en práctica.

Para el caso de México, pensábamos que con la licencia que sacamos en Chile -que nos tomó 9 meses y bastante plata-, podíamos empezar a operar, pero nos dimos cuenta que en la práctica no es así. Voy cada dos meses a México, ya tenemos Country Manager y estamos viendo cómo partir. No va a ser tan escalable desde el punto de vista regulatorio. También creo que vamos a tener que tropicalizar algunas cosas como la forma de comunicar.

 

Cómo ves las regulaciones fintech en Chile

En Chile no hay una regulación Fintech y en ese sentido la Asociación Fintech Chile está haciendo un buen trabajo de poner en la mesa el tema. Sin embargo, nosotros estamos regulados como una institución normal. Decidimos no esperar a una ley Fintech.

Lo que sí nos preocupa es que haya una ley Fintech en que los bancos participen mucho y que busque protegerlos. La idea es que sea una ley que permita a la Fintech tener un impacto más potente.

 

Qué problemas / oportunidades vez en la industria financiera

Hay muchas, la más importante que se viene el próximo año son las tarjetas prepago. Caja los Andes, Caja los Héroes y Multicaja van a lanzar sus propias tarjetas prepago y eso va a ser un show muy interesante de ver en 2019.

Es cosa de ver lo que está pasando en otros lugares del mundo, por ejemplo lo que hacen en Brasil los de Nubank, que son bancos sin licencia de bancos. A nosotros nos han sugerido meternos ahí pero hay que tener foco. Si alguien lo hace, estaríamos dispuestos a apoyar.

 

Después de viajar por 40 países, ¿por qué eliges Chile para quedarte?

Me encanta Chile, es uno de los lugares más bonitos en los que he estado y me es muy fácil estar aquí. Después de estar en Sillicon Valley me di cuenta que no soy muy capo. Tal vez es un pensamiento mediocre, pero no sé si podría lograr todo lo que puedo lograr aquí, en otro lugar.

Me gusta mucho Chile, es un gran país, tiene un montón de problemas, es súper amargado. En ese sentido me encanta que haya inmigración porque traen gente más bonita, cuerpos más bonitos y más alegría.

 

Ustedes tienen una sección en el blog de Fintual que se llama Con dinero y sin dinero. En esa línea hablemos de tu relación con la plata...

Cuando vendí mi empresa anterior, decidí comprarme en cash un departamento de 29 metros cuadrados en el cual todavía vivo. Y dije, ahora solo necesito plata para el supermercado. Decidí tener una vida austera, acotada. Vivir en un espacio tan pequeño, me sirvió para ser más minimalista y eso me dio la libertad para hacer lo que quiero.

Soy afortunado, soy hijito de papá, o sea mi papá me pagó la universidad, pero además de eso, decidí no entramparme en departamentos gigantes, ni en comprarme autos caros, ni endeudarme como otros compañeros de universidad.

Tomé la decisión de hacer lo que yo quiero con la gente que quiero. El costo es que voy a vivir en un espacio pequeño, pero la libertad que me da eso, permitió que exista Fintual. Si hubiera estado trabajando como gerente en una empresa, no hubiera tenido esta oportunidad.

Otra máxima que tengo es gastarme la plata en experiencia más que en cosas. Y hacer cosas que sean divertidas de planear, de vivir y de recordar.

 

Qué hubieras hecho más y qué menos si volvieras a empezar hace 8 años

Hubiera tenido menos miedo a crecer. Al principio era muy rata. Hasta el día de hoy lucho con eso. Me cuesta gastar plata en marketing desaforadamente. No nos conoce nadie porque hemos sido responsables con los gastos.

Ahora, tengo la impresión de que somos los mejores pero eso no significa mucho, porque puede que haya alguien que no sea tan bueno como nosotros, que nos vuele la raja en 6 meses o un año. Eso nos pasó en Y Combinator, éramos de las startups más maduras, más posicionadas, pero pestañeabas y el de al lado cerraba un deal con Netflix o creaba el nuevo Netflix.

No sería tan conservador, tan chileno para la cuestión. Pensaría que si resulta sería increíble, pero si no, lo hice rápido y puedo intentar otra cosa.

No me afligiría tanto por no saber qué hacer pero sí tener muy claro qué no hacer.

 

Qué has descubierto de ti el último año

mmmm...que me podía enamorar. Y en términos laborales, no sé… siempre tengo dudas de si lo estoy haciendo bien. Una cosa que me gustó harto fue comenzar a buscar mentores, aunque al comienzo me daba vergüenza pedirlo. Eso fue un buen descubrimiento, acercarme a gente que admiro mucho y decirle -oye, necesito conversar contigo y que me digas algunas cosas.- Me ha sorprendido que gente tan bacana haya aceptado.

 

Qué otro hábitos tienes

Leo mucho, los últimos dos años leí un libro a la semana y como se me olvidaba todo y me pedían recomendaciones, armé unlibro.cl. Hago box en el Club México en el Centro. Este año tomé un curso de arte contemporáneo en la Universidad de Chile porque me gusta mucho aprender de gente muy buena. Trato de no ver noticias y trato de solo ir a los cumpleaños en los que realmente quiero estar. Intento cultivar la amistad con amigos y si me junto con ellos una hora y media, no miro el celular, me gusta vivir el momento lo más intenso posible.

 

Cómo usas las redes sociales

Twitter lo eliminé hace dos años porque encontré que era muy hater; Facebook parece que si lo usas eres viejo, entonces lo uso poco. Instagram lo uso porque hago cosas que me gustan mucho y quiero compartirlo. Por  ejemplo este año fui a Groenlandia y tenía - y digo tenía porque es una weá tonta de ego- que subir la foto esquiando con los perros en la nieve.

 

Recomiéndanos los mejores libros que hayas leído en 2018

Leí poco este año pero puedo recomendar:

  • Blitzscaling: The Lightning-Fast Path to Building Massively Valuable Companies.
  • Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kahneman
  • Los libros de Richard Thaler para entender al ser humano. Estos creo que son buenos para crear un producto, entender cómo la gente piensa y tratar de conectar con el ser humano que hay al otro lado.