headerblog

Por qué las valorizaciones de startups en Latinoamérica son más bajas

Este articulo salió originalmente en The Next Web.

Se puede leer el articulo original en ingles aqui.

 

Las startups en Latinoamérica no tienen los mismos valores que las startups en Silicon Valley, y para muchos emprendedores latinoamericanos suele ser frustrante que los inversionistas de esta región no usen valorizaciones tamaño Silicon Valley para startups.

Hay varias razones por las cuales las startups en Latinoamérica reciben valorizaciones más bajas. Para comenzar, hay menos adquisiciones en América Latina y además, cuando hay una, el monto tiende a ser más pequeño de lo que sería en otras partes del mundo. Los inversionistas tienen que recibir retornos de sus inversiones, si no se quiebra el negocio. Entonces, si los exits son más pequeños, las valorizaciones iniciales tienen que ser más bajos también.

 

Inversiones latinoamerica

 

Pero, ¿cuáles son las otras razones que expliquen este fenómeno? ¿Por qué hay tan pocos exits latinoamericanos y por qué se hacen por montos menores que sus pares a nivel internacional? Estas son algunas de las razones principales.

 

1. Las grandes compañías en Latinoamérica no adquieren muchas startups

La mayoría de las grandes corporaciones en Latinoamérica no se preocupan mucho por la competencia, ni por el lado tecnológico ni por otros actores en el mercado. Muchas de ellas, incluso las compañías que salen a la bolsa, son negocios familiares que han estado en manos de la misma familia por generaciones y se enfocan mucho más en sus ingresos y su posicionamiento que en su crecimiento o competencia en el mercado.

Además, los ejecutivos que dirigen esas compañías nunca creyeron que algún día Amazon, Alibaba, Netflix y otros negocios tecnológicos globales llegasen a competir con ellos en el mercado regional. Aunque esa tendencia está cambiando, la mayoría de las compañías grandes en Latinoamérica aún no se sienten presionados a adquirir startups para ser competitivos en el mercado.

 

2. En caso de una adquisición, la valorización es baja

Muchas industrias en Latinoamérica aún están controladas por algunas familias muy poderosas. Casi el 75% de los negocios latinoamericanos que valen más de US$1B son negocios familiares.

Lógicamente, esas familias están muy aferrados a su dinero. Los negocios familiares tienden a enfocarse más en su flujo de caja y sus dividendos que en desarrollar el negocio para tener éxito en el largo plazo.

Como resultado, si una compañía privada quiere adquirir una startup, significa que tienen que gastar su propio dinero, lo que es mucho más complicado y difícil que gastar el dinero de otros. Por eso salen menos adquisiciones y mergers y por ende hay valorizaciones más bajas para compañías en Latinoamérica.

 

3. Las startups globales adquieren pocas startups latinoamericanas.

Cuando Uber entró el mercado latinoamericano por primera vez, no adquirió Easy Taxi; sólo se puso a competir con Easy Taxi y otros usando grandes inversiones de millones de dólares.

Uber queda dentro de un patrón muy común en la región. La mayoría de las startups en EEUU no quieren adquirir startups latinoamericanas cuando entran el mercado local. Sin embargo, la tendencia está cambiando con lo que pasó con 99 este año cuando fue adquirida por US$1B por Didi, el Uber de China. Pero estas situaciones siguen siendo poco comunes.

 

4. Cuando hay una adquisición de una startup en Latinoamérica, el retorno para los inversionistas es más bajo que lo que recibirían en adquisiciones similares en otras partes del mundo.

Las compañías en Latinoamérica tienen valorizaciones relativamente pequeñas comparado con negocios en otras partes del mundo. 99 fue adquirida por US$1B, pero era la compañía segunda más grande del mercado en un país de 220 millones de personas. Si 99 estuviera en EEUU, Europa o Asia, con las mismas métricas, la valorización habría sido mucho más alta.

 

Por ejemplo:

 

Se puede comparar esos números con la adquisición de Yemeksepeti, una startup de pedidos de comida en Turquía, por Delivery Hero por US$589 millones de dólares. Bien que Yemeksepeti había recibido muchísimos pedidos,  Turquía es un país de tan solo 80 millones de personas con una PIB per capita de US$14,071.

Si sumáramos todas las adquisiciones de startups de pedidos de comida de Latinoamérica hispanohablante, una región con más de 400 millones de personas, el monto en total probablemente no llegaría a US$50M, lo que sería menos del 10% de lo que pagó Delivery Hero por Yemeksepeti en Turquía.

5. Pocas startups en Latinoamérica salen a la bolsa del comercio.

Han habido tres IPOs significativos en Latinoamérica hispanohablante: Despegar, MercadoLibre y Globant. Ha habido algunos más en Brasil, pero no se compara con la cantidad de IPOs que hay en el mercado estadounidense. Para compararlo, la compañía estadounidense Snap Inc, logró recaudar US$3.4B durante su IPO, el equivalente de más de la mitad del monto de todos los IPOs latinoamericanos, no sólo en tecnología, en el 2017.

Sin embargo, hay rumores que varias otras compañías tech en América Latina, especialmente las de Argentina y Brasil, están buscando entrar al mercado público para seguir los pasos de Despegar, Globant y MercadoLibre. De hecho, el 2017 fue el mejor año para IPOs latinoamericanos desde el 2013, con casi el doble de IPOs que salieron en los últimos tres años en total.

Aunque la cantidad de IPOs está creciendo, Carmignac, uno de los gerentes más grandes de assets en Europa, dice que las valorizaciones de compañías en Latinoamérica que salen a la bolsa siguen siendo muy bajas.

6. Los acqui-hires son poco comunes.

Un acqui-hire pasa cuando una compañía adquiere una startup para contratar a sus fundadores y el equipo, sin necesariamente usar la tecnología que inventó la startup. Si un VC invierte en un equipo que salió de Stanford o trabajó en Google, Facebook, Apple u otro compañía tech “hot,” muchas veces van a buscar hacer un acqui-hire de una startup por US$500K a US$2M por ingeniero, y a veces aún más.

En América Latina, las compañías grandes aún no están usando acqui-hiring para incorporar talento en su organización, lo que significa que las startups que se quiebran, se quiebran por siempre. Movile, el gigante de tecnológica móvil en Brasil, está empezando a usar acqui-hiring, pero sigue siendo muy poco común en el resto de la región. Las compañías en EEUU están empezando a hacer acqui-hiring para adquirir talento latinoamericano para sus oficinas en LatAm, pero tampoco es muy común.

 

¿Qué significa todo esto para las valorizaciones de startups en Latinoamérica?

Casi el 70% de startups en etapa temprana se quiebran. Entonces, un inversionista que invierte en startups en etapa temprana tiene que pensar que cada deal tiene potencia de dar retornos de 10X a 20X si todo sale bien. En Latinoamérica, excluyendo Brasil, algunos IPOs argentinos y algunos modelos copiados de EEUU, las adquisiciones más grandes en el mundo tech están entre US$20M-$50M – mucho menos que sus pares en EEUU, Europa o Asia.

Si una compañía pide una inversión de US$2M con una valorización pre-money de US$8M, para dar retornos de 10x, la startup tendría que tener un exit de US$100M o pagar dividendos de US$20M durante el tiempo de la inversión para que el inversionista reciba US$20M sobre su inversión de US$2M.

Se puede hacer la misma matemática con una inversión de US$1M con una valorización pre-money de US$4M. La compañía tendría que ser adquirida por US$50M para dar retornos de US$10M sobre la inversión de US$1M y eso ha pasado muy pocas veces fuera de Brasil. Esta análisis simple no incluye la dilución adicional de rondas futuras, lo que llegaría al menos al 30 por ciento, lo que significa que las valorizaciones en etapa temprana podrían ser aún más bajas.

 

Los venture capitalists en Latinoamérica no pueden tener una tesis de inversión que se base en solamente una exit por década o que se enfoque en salir de la inversión durante la última ronda para evitar más dilución. Hay que basar la tesis en lo que realmente pasa en la región.

Aunque la situación está cambiando y los inversionistas están invirtiendo en valorizaciones más altas, especialmente ahora que hay más inversión de compañías chinas y estadounidenses, los emprendedores en Latinoamérica deberían tener todo esto en cuenta cuando hacen un pitch con inversionistas en LatAm. Compañías en EEUU, China y Europa también deberían empezar a considerar la posibilidad de adquirir startups latinoamericanas, para su negocio y también para acqui-hiring, porque las valorizaciones están muy bajas actualmente.

Para cerrar, los inversionistas deberían empezar a considerar modelos de inversión que no se basen solamente en adquisiciones. Un modelo como el VC Indie.vc en EEUU tiene la potencia de ayudar a emprendedores y también generar retornos más altos, lo que podría ser un mejor modelo para la región.

¿Cómo te pareció el artículo?
12
0
0
0
1
0
Comentarios