headerblog

¿Cómo se valoriza una startup en etapa temprana en Latinoamérica?

El cálculo de la valorización (valuation)? para una startup puede transformarse en la mayor complicación a la hora de negociar con un inversionista, más aún si tu startup está en etapa temprana. Sin embargo, en algún momento es probable que necesites un poco de inversión para construir tu producto/servicio y desarrollar tu negocio. Antes de invertir, un inversionista ángel o venture capitalist querrá saber cuánto vale tu compañía para entender cómo puede ganar retornos de su inversión.

Ojo: solo se habla de valorización a la hora de invertir si el inversionista busca equity: un porcentaje de participación en la compañía. Si la inversión se hace por medio de notas convertibles, no hay valorización pre-money antes de invertir. Aquí se utiliza un concepto llamado “CAP” que se refiere a definir el valor futuro de la compañía.

La valorización, específicamente la valorización pre-money (lo que vale la startup antes de recibir inversión), puede depender de muchos factores cuando una compañía está en etapa temprana o si aún no tiene ventas. En este artículo, hablamos solamente de valorización pre-money, lo que es el monto más importante para fijar a la hora de buscar inversión. Ese monto será negociado con el inversionista a la hora de buscar inversión, pero deberías llegar a la reunión con una idea con un número en mente para empezar.

Ahora, ¿cómo se valorizan las startups en general? ¿Y por qué las startups en América Latina no valen lo mismo que las startups en EEUU?

El valor de tu startup puede depender de muchos factores, incluso el tipo de ronda que buscan, el monto deseado, el tipo de startup y el lugar donde están construyendo el negocio. Además, existen más de nueve fórmulas para empezar a estimar el valor de tu startup pero hay que tener cuidado con esas si tu compañía esta en Latinoamerica. En Latinoamérica, las startups tienden a tener una valoración menor a la de sus pares estadounidenses - pero eso no es necesariamente malo.

El cálculo del valor de una startup puede ser un tema sensible entre emprendedores e inversionistas. Estos son los cinco factores que un emprendedor debería evaluar a la hora de definir una valorización para su startup.

1. El monto de dinero que se busca levantar.

A la hora de negociar con un inversionista, un fundador debería tener en mente un número: el monto de dinero que requiere su startup para crecer. Este monto también depende de la dilución que el equipo está dispuesto a tomar con la inversión; es decir, la participación que entregan al inversionista a la hora de invertir. La valorización se relaciona directamente con la participación que una compañía entregará a uno o más inversionistas a cambio de capital:

En el caso que una compañía esté buscando USD $100K a cambio del 10% de participación, significa que los fundadores han fijado una valorización de USD $1M.

Cabe mencionar que la valorización puede ser entendida como de dos maneras:

  1. Valorización Pre-money : Valor de una compañía antes de una ronda de inversión. En este articulo, hablamos solamente de la valorizacion pre-money.
  2. Valorización Post-money: Valor de una compañía después de una ronda de inversión. Ej: USD $1M (Valorización Pre-money) + USD$200K (Monto levantado) = USD $1.2M (Valorización Post-money)

El monto se debería definir basado en los hitos que la compañía quiere alcanzar que ya fueron declarados en los términos de la ronda de inversión. Es bastante común que un emprendedor pida más de lo que necesita en rondas tempranas, lo que tiende a cambiar con experiencia.

2. La dilución esperada para una ronda de etapa temprana.

Recuerda que la valorización se relaciona directamente con la participación que una compañía entregará a uno o más inversionistas a cambio de capital, si la inversión es por equity. Ten en cuenta que emprendedores e inversionistas tienden a estimar la valorización en direcciones opuestas. Los fundadores tenderán a sobrevalorar su startup con el fin de diluirse lo menos posible, mientras que los inversionistas tienden a aterrizar este valor. Sin embargo, aquí están unos rangos para el equilibrio entre inversión y participación que pueden ser útiles a la hora de negociar con inversionistas.

Si el inversionista te pide el 50% o más → Es poco común. Generalmente se da en la medida en que un fondo o red de ángeles opere como Company Builder. Hay que considerar que negociar este porcentaje puede restarles motivación a los fundadores de una startup, a causa de contar con una baja participación en su propio negocio.

Si te pide entre un 49%—31% → Se corre el riesgo de contar con una baja participación a negociar en futuras rondas de inversión, pudiendo afectar el crecimiento de una startup.

Si te pide entre un 30%—21% → Puede ser un porcentaje razonable en la medida que se negocien bien las condiciones y apoyo que prestará el/los inversionistas y se analice detalladamente cuál sería la estrategia para futuras rondas.

Si te pide 20%—10%Esto es el promedio de participación ofrecida en esta etapa.

Si te pide 9%—6% → Puede ser un porcentaje razonable. Solo se debe tener en cuenta el punto de los inversionistas, pensando en si este es o no un porcentaje interesante que los movilice a aportar al negocio en el que están invirtiendo.

Bien que los porcentajes de participación son bastante estandarizados internacionalmente, el monto de inversión difiere mucho por región. Si estás construyendo un negocio en Latinoamérica, es muy poco probable recibir más de US$100K en una ronda semilla, lo que puede resultar frustrante para el emprendedor que ve valorizaciones más altas en EE UU.

3. El tipo de ronda de inversión que estás buscando.

El monto que toma tu valorización se relaciona con el tipo de ronda que estás levantando. Existen diferentes rondas: ronda semilla, Serie A, Serie B, Serie C y aún más, si la compañía es suficientemente grande. Cada una tiene un rango de valorizaciones y montos de dinero relativamente determinados que te ayudarán a tener una idea de los rangos en los que podría fluctuar la valorización de tu startup.

4. El lugar donde estás realizando la ronda para tu startup.

Lo que habitualmente se sabe es que cada ronda tiene un monto determinado. Por ejemplo, una ronda semilla va desde US$25K-$500K, una Serie A desde US$500K-$2M, y sigue creciendo. Si bien esto puede ayudar a tener un referente, el desarrollo del ecosistema de inversión de riesgo está en diferentes etapas dependiendo del continente, lo que incide directamente en que las valorizaciones puedan ser muy disímiles. Para ser más claro, estos valores serán diferentes dependiendo, por ejemplo, de si estás realizando tu ronda de inversión en EE UU, Europa, Latinoamérica u otro sitio.

Las valorizaciones, y por lo tanto las rondas de inversión, tienden a ser de un 30-50% más pequeñas en Latinoamérica que en EE UU, por diversas razones. La siguiente tabla muestra la diferencia entre los montos en LatAm y Estados Unidos:

Tabla que compara los valores de startups en Latinoamérica y EEUU.

Tabla que compara los valores de startups en Latinoamérica y EEUU. Puedes ver la tabla original y revisar más información sobre levantar una ronda en nuestro Guia para conseguir inversión en etapa temprana.

Hay varios factores que explican la diferencia de precio entre las regiones, incluso el costo de vida, el número de exits, el nivel de riesgo, el tamaño de mercado y otras. Aquí están seis de las principales razones por la cual tu startup tendrá una valoración menor si estás radicado en Latinoamérica.

5. Cuidado con el uso de fórmulas para calcular la valorización de una startup.

Aunque uno intente seguir todos los pasos adelantes para definir la valorización de una startup, el proceso sigue siendo complicado y bastante subjetivo. Para ayudar con el cálculo, es bastante común el uso de fórmulas matemáticas que pueden fijar un monto para tu startup. Sin embargo, hay que evitar utilizar sólo una fórmula para sustentar el valor de la compañía. Es recomendable utilizar más de una para este objetivo y promediar. Si es posible, usa una fórmula que es adecuada para la región donde está radicada la startup, porque una fórmula para EEUU no necesariamente tendrá sentido en Latinoamérica.

Existen más de nueve fórmulas usadas en EEUU para valorizar una startup, explicadas en este articulo por Stéphane Nasser. Aquí te dejamos las fórmulas más comunes y cómo aplicarlas al contexto latinoamericano.

El método Berkus: Inventado por el inversionista angel David Berkus, este metodo es una manera muy simple de estimar el valor de tu startup. Primero pregúntate: ¿mi startup podra llegar a tener US$20M en ingresos dentro de cinco anos? Si la respuesta es que sí, revisa los cinco criterios - idea, prototipo, equipo, mercado y ventas - para ir sumando valor. Si estás en Latinoamerica, puedes bajar el valor original a los US$10M para adecuar tu startup con las valorizaciones promedias de la región.  Para aprender más sobre el método Berkus, lee aqui.

Sumando los factores de riesgo: Este método es un poco más complicado. Define un valor para tu startup basado en otras compañías similares en la región (puede ser difícil) y después agrega o reduce el valor basado en 12 factores de riesgo. El modelo sugiere usar múltiples de US$250K para calcular los valores de riesgo, pero se puede bajar a la mitad, o menos, para Latinoamérica. Lee más sobre el método aquí.

Registro de logros: En este metodo, tambien se comienza con un monto determinado usando los benchmarks de la industria. Después, se le suma valor basado en 4-6 criterios y su impacto sobre el proyecto. Esos criterios incluyen: equipo (40%), producto (30%), mercado (20%), competencia (10%) y se determinan comparando el desempeño de la startup con su competencia. Lee mas aquí.  

Transacciones comparables: Este método se puede usar para compañías pre-ventas y también para las que tienen ventas. Investiga todas los deals - adquisiciones e inversiones - en compañías en tu industria o negocios similares al tuyo. Usa benchmarks para organizarlos y llegar a un número que te ayuda a calcular tu valorizacion basado en tus ingresos. Lee mas en este artículo

Valor Libro (Book Value): Este método es muy simple pero también tiende a ser poco útil para startups. Calcula el valor de todos los activos tangibles que tiene tu negocio, como muebles, oficinas y productos tangibles. Si tu startup usa tecnología, este metodo no te servira mucho porque no capta el valor de tus productos intangibles como la propiedad intelectual.

Valor liquidacion (Liquidation Value): Similar al book value, pero peor para el emprendedor. Este es el monto de dinero que recibiría el emprendedor a la hora de tener que vender todo si el negocio se hunde. Es útil saberlo para ayudar el inversionista calcular el riesgo de la inversión, pero no es una buena manera de calcular la valorización de una startup tech in Latin America.  

Descuento en flujo de caja (Discounted Cash Flow): No muy adecuado para valorizaciones de startups porque pueden crecer muy rápidamente. Este método usa una fórmula para calcular la suma de varios anos de flujo de caja hasta un ano terminal o hasta un exit. Para ver la fórmula, lee más sobre DCF aquí.

Método First Chicago: Este método hace la pregunta: cómo calculamos la posibilidad que este negocio se haga gigante? Se calculan tres valorizaciones para tres casos - lo peor, lo normal y lo ideal - usando el método DCF y después se toma el promedio ponderado de los tres. Este método se usa más con startups que ya tienen ventas. Lee mas aqui.

Metodo Venture Capital: Este método calcula la valorizacion desde la perspectiva de un inversionista. El inversionista establece el retorno que quiere recibir de la inversión y compara la startup con benchmarks de la industria. Así fácilmente puede calcular cuánto está dispuesto a invertir, tomando en cuenta la dilución de sus acciones a futuro. Lee mas aqui.

Existen también algunas herramientas online que te pueden acercar a una valorizacion para tu startup. Estos se pueden encontrar en Charly.io, Valoriza y Equidam. Sin embargo, siempre se debería usar más de uno y ojala buscar el promedio con algunas de las fórmulas ya mencionadas para no alejarse de la realidad de tu startup.

Ten en cuenta que la mayoría de inversionistas van a usar métodos simples de valorización que comparan tu startup con otras compañías en la industria o en etapas similares. En Latinoamérica, puede resultar más difícil encontrar otras compañías similares para hacer una comparación. Siempre se puede usar startups estadounidenses para estimar y después bajar el valor por un 50% para llegar a una valorización más adecuada para la región. Sin embargo, estas fórmulas sólo ayudan a acercarte a un monto, pero son estimaciones y la valorización pre-money verdadera siempre se determina en la negociación con inversionistas.

 

Valorizar una startup es un proceso complicado y sensible que requiere de una negociación honesta con posibles inversionistas. Aunque estes muy comprometido con tu producto o servicio, no asumas que las inversionistas perciben un valor muy alto para tu startup - para comenzar. La idea es recibir suficiente capital para crecer y alcanzar los hitos determinados de la ronda sin diluir demasiado la participación entre muchas partes. La valorización es un acuerdo, no un monto fijo, y solo se podrá llegar a ese acuerdo si ambas partes logran cooperar.

¿Quieres recibir financiamiento de inversionistas con experiencia para crecer tu startup en etapa temprana? Inscribete hoy en FounderList para conectarte con mas de 350 inversionistas en Latinoamérica que están buscando compartir experiencia y capital con startups de alto impacto en la región.

¿Cómo te pareció el artículo?
13
4
0
5
0
0
Comentarios