Blog headerblog

3 Instrumentos de Inversión que deberías conocer antes de invertir en Startups

Imaginemos que decidiste invertir en startups para diversificar tu portafolio. Después de mucha investigación, encontraste una compañía que te gusta y que tiene una ronda abierta. Por suerte, están aceptando nuevos inversionistas y están dispuestos a negociar contigo o con tu fondo.

En general, la startup llegará a la primera reunión con los términos de la ronda ya definidos. Sin embargo, en algunos casos, pueden llegar a pedir la ayuda de un inversionista con experiencia para definir buenos términos. En ese caso, el emprendedor debería saber cuánto dinero quiere levantar y con cual fin. Dependiendo del instrumento que decide usar, tambien deberia tener alguna idea de la valorización de su compañía.

Hay docenas de tipos de acuerdos que se pueden hacer entre inversionista y startup; el emprendedor, con el ayuda de mentores o inversionistas, debería elegir el instrumento que más le conviene a su tipo de negocio. En el caso que quieran cerrar el deal directamente, la startup y el inversionista siempre deberían contratar abogados para asesorar la inversión y ayudar con los documentos legales.

Aun si la inversión se hace por medio de una plataforma que se hace cargo del lado legal del deal, todo inversionista y emprendedor debería entender como funcionan los instrumentos más comunes para poder tomar mejores decisiones para la startup. Los tres instrumentos más comunes son: equity, nota convertible y SAFE.

1. Equity

La inversión por equity (equity investment) es uno de los modelos de inversión más básicos del venture capital. Explicado de manera simple, en una inversión por equity, el inversionista compra un porcentaje de la empresa por medio de acciones. Ese porcentaje está basado en la valorización de la startup en ese momento, lo que define cuantas acciones puede comprar el inversionista por el monto deseado.

Por ejemplo, si una startup quiere levantar una ronda de US$1M a cambio de 20% equity en su compañía, la valorización está contemplada en US$5M.

Lo positivo de este modelo es que esta bastante simple de entender y aceptado a nivel mundial. Sin embargo, puede resultar complicado a la hora de trabajar con una startup tecnológica porque esas compañías tienen crecimiento exponencial que complica el proceso de calcular una valorización a futuro.

2. Nota Convertible

Una nota convertible es un instrumento bastante común bajo la cual el inversionista presta dinero a la startup a cambio de acciones preferentes en el futuro, generalmente cuando se levanta la siguiente ronda. En este caso, no es necesario designar la valorización de la startup al momento de invertir, sino que se definen las condiciones bajo las cuales la deuda se convierte. Esto permite postergar la valorización hasta un punto cuando la startup tenga más validación y activos que puedan ayudar a definir el valor de la empresa.

Las condiciones pueden incluir el cap, la tasa de descuento, la fecha de vencimiento y los intereses, los que generalmente sirven para recompensar al inversionista por invertir temprano. Todas esas condiciones se pueden revisar en más detalle en este artículo.

Para explicarlo brevemente: si uno invierte en una startup con un cap (máxima valorización) de US$10M y en la siguiente ronda se levanta capital bajo una valorización de US$50M, la inversión original se convierte en acciones al precio que tendrían si la valorización fuera US$10M. Con el descuento y con intereses, un inversionista que llegó temprano puede llegar a obtener acciones en un mucho mejor precio que el siguiente inversionista.

3. SAFE

Un SAFE (Simple Agreement for Future Equity) es un instrumento de inversión relativamente nuevo que fue popularizado por la aceleradora Y Combinator. En practica, el SAFE se parece mucho a la Nota Convertible, pero sin intereses. Con un SAFE, la valorización también se posterga hasta la siguiente inversión y la inversión inicial se convierte en acciones al precio dado por la segunda (si es que no hay descuentos ni caps).

Por ejemplo, si uno invirtiera US$20K por un SAFE y después esa startup levanta US$2M por 20% equity, con precio de US$1 por acción, el primer inversionista tendría 20,000 acciones en la startup. Con un descuento, lo que puede variar entre 10-30%, el primer inversionista podría comprar 22-30 mil acciones a cambio de su inversión. Con un cap de US$5M (lo que funciona igual al cap de la nota convertible), podría comprar acciones en el precio de esa valorizacion más baja - en este caso US$.6 por acción. El inversionista tiene que elegir entre usar el cap y el descuento a la hora de convertir; no se usan los dos a la vez.

Todo esto puede sonar confuso, pero la conclusión de este tipo de deal es bastante simple; el primer inversionista puede ganar por invertir temprano sin tener que fijar una valorización. Por eso el SAFE se ha popularizado en EEUU y en gran parte de Latinoamérica como un instrumento que es amigable al emprendedor y el inversionista a la vez. Sin embargo, cabe destacar que en Chile, Corfo no permite a fondos invertir por medio de un SAFE, asi que ese instrumento está bloqueado para la mayoría de fondos en nuestro país.

Cualquier inversionista o emprendedor que está interesado en la inversión en startups debería entender lo básico de cada uno de estos instrumentos antes de acercarse a la mesa para negociar. Sin embargo, no es necesario que un inversionista o startup abarque el proceso solo. En Founderlist, asesoramos a los inversionistas y emprendedores en toda la documentación legal y financiera de la inversión. Si buscas apoyo durante el proceso de levantar capital o invertir, puedes contactar nuestro equipo para más información.