headerblog

8 claves para acertar en el marketing de contenidos para tu startup

¿Mi startup debería tener un blog? ¿Cuáles son los beneficios para mi compañía si comparto mi conocimiento con mis posibles clientes? El marketing de contenidos es una estrategia que puede ayudar a tus clientes encontrarte porque te posiciona como un experto (thought leader) en la industria donde estás emprendiendo. Además, el content marketing es una forma barata, sostenible y escalable de educar el público sobre tu negocio y empezar a resolver sus problemas. Pero si tu compañía no tiene un blog, puede resultar intimidante empezar desde cero.

 

Marketing startups

 

Para ayudarte, aquí te compartimos las 10 claves sobre content marketing que entregó a la comunidad FounderList, Emily Paterson, CEO y directora creativa de Quatrain Creative, firma que se dedica a crear y desarrollar estrategias de contenido para compañías tech en Estados Unidos cómo Inc. Magazine y Canon. Ella entiende las dificultades que enfrentan las startups y las grandes compañías a la hora de crear una estrategia de marketing.

 

Esto es lo que un emprendedor debería tener en cuenta a la hora de crear una estrategia de marketing de contenidos para su startup.

 

1. Ten en cuenta que el contenido de calidad por sí solo no convierte en ventas.

 

No basta con escribir un artículo increíble y dejarlo en tu blog sin mayor explicación. Todo contenido que uno produce, que sea video, artículo, podcast etc, debería apuntar a ayudar tu cliente con lo que necesita. Si no tienes pensado cómo tu contenido dirige tu cliente a tomar el próximo paso en tu funnel de ventas, piensa en lo que buscas resolver en el artículo y que tipo de persona necesitaría esa ayuda. Eso te puede ayudar a publicar solamente contenido relevante para tu público que les ayuda a acercarse a una solución para su problema.  

 

2. Crea un documento y responde estas preguntas: ¿Quién es mi audiencia? ¿Qué problema está intentando resolver?

 

Tienes que conocer a tu cliente antes de poder ofrecerle soluciones para sus problemas. Dependiendo de si tu compañía sirve otros negocios (B2B) o directamente a clientes (B2C), los contenidos que puedes producir suelen ser diferentes. Aquí están algunas de las preguntas que un emprendedor se debería hacer antes de crear una estrategia de content marketing.

 

Preguntas para startups business-to-business (B2B)

  • ¿Qué tamaño de compañía es mi público objetivo?
  • ¿Cuántos empleados tiene?
  • ¿Cuánto vende al año?
  • ¿Quién es el tomador de decisiones al que estás buscando llegar?¿Quién en la empresa utilizará tu servicio?
  • ¿Cuáles problemas tu producto/servicio está ayudando a resolver?

 

Para startups business-to-consumer (B2C)

  • ¿En qué rango de edad se encuentra tu audiencia objetivo?
  • ¿Qué género? ¿Femenino? ¿Masculino? ¿Ambos?
  • ¿Cuál es su nivel de educación?
  • ¿Cuál es su nivel de ingresos?
  • ¿Cómo van a usar tu producto o servicio?
  • ¿Cuáles problemas tu producto/servicio está ayudando a resolver?

 

3. Debes tener dos tipos de contenido: contenidos “anzuelo” (snackable) y contenidos “durables” (evergreen).

 

 

 

 

Distintos tipos de contenido pueden servir para momentos distintos en el ciclo de compra (buyer journey) para resolver problemas básicas o convencer a tu cliente que tu empresa tiene la mejor solución. Estos contenidos se pueden dividir básicamente en dos: los contenidos snackable y los contenidos evergreen. Comienza construyendo una lista de temas para desarrollar en formato anzuelo y luego sigue con el durable.

Los contenidos anzuelo son breves y fáciles de digerir, con un tiempo de lectura entre 1-5 minutos. Son ideales para optimizar su búsqueda (SEO) con palabras clave y responder a tendencias de tu industria rápidamente. Sirven más para personas que están en las primeras etapas del ciclo de compra y aún no estan seguros si tienen un problema grande. Los contenidos snackable son formatos como:

 

  • Blogpost
  • Infografías
  • Listados
  • Videos cortos
  • Encuestas

 

En cambio, los contenidos durables, evergreen en inglés, se llaman así porque como un árbol de pino, se mantienen verdes (vigentes) durante largos periodos de tiempo. Los contenidos durables sirven más para personas que ya saben que tienen problema y quieren saber si tu empresa es la mejor solución para esa. Por lo tanto, el SEO no es una prioridad porque este público ya encontró tu negocio. Los contenidos evergreen pueden ser:

 

  • Guías
  • E-books
  • White papers
  • Casos de estudio
  • Webinars
  • Videos más largos

 

4. El blog puede ser el contenedor de todo tu contenido multimedia.

 

No es solo para publicar artículos. Ahí puedes incluir videos, publicidad de tus webinar, transcripción de podcast y más. Varía el tipo de contenidos que publicas para incorporar listas, imagenes, testimonios e infografias para interesar a tu público. El blog puede ser el lugar donde tus clientes buscan soluciones rápidas a sus problemas, pero también debería empujarlos a quedarse más tiempo en tu website y descubrir tu producto.

 

5. Antes de crear tu contenido, haz una investigación de palabras claves (keywords).

 

Google ayuda a personas encontrar las respuestas que necesitan, conectando su búsqueda con contenidos en Internet. Las palabras claves son los anzuelos para que Google encuentre tu contenido y se lo muestre a la gente. Para elegirlas bien, piensa en los temas más importantes de tu industria y los problemas que tus clientes quieren resolver. De cierta medida, tienes que meterte en su cabeza para adivinar lo que estarian buscando para solucionar su pregunta.

Algunas herramientas que te pueden ayudar a buscar palabras y temas claves son Moz, SEMRush, Google Trends y Keyword Tool.

 

6. Invierte tiempo en crear los títulos.

 

De nada te sirve crear un reportaje nivel National Geographic si no lo cierras con broche de oro, o sea, un título muy bien pensado. En realidad, el 80% de las personas leen sólo el título, el 20% hace click para leer el post. Hay muchas herramientas que te pueden ayudar a crear un título llamativo, pero lo recomendable es basarse en los keywords. Con tu lista de palabras clave, crea cinco opciones de títulos para el blog y testéalos con dos o tres personas que te pueden decir cual llama mas la atencion.

Ojo: los títulos con seis a trece palabras, y no más de 70 caracteres, atraen más tráfico y se ven mejor en Google.

 

7. Para elegir las mejores redes sociales para tu startup, enfócate en dónde está concentrado tu público.

 

Existe un pensamiento que dice que tienes que estar en todas las redes sociales para alcanzar el máximo de tus posibles clientes. En realidad, lo que vale es tener presencia donde tus clientes están. Por ejemplo, si estás vendiendo un producto para hombres de cincuenta años en arriba, probablemente no sería necesario tener una cuenta de Instagram porque tus clientes no lo revisan. En ese caso, quizas sería mas eficaz usar LinkedIn, Facebook o el correo electrónico.

Lo recomendable es enfocarse en dos o tres cuentas en vez de intentar mantener más de cuatro a la vez. Aunque las redes sociales se pueden usar gratuitamente, cada minuto que inviertes en tus redes es un momento que no tienes para crear más contenido, llamar a clientes o desarrollar tu producto.

 

 

 

8. Calendariza: Es probable que si no tienes un cronograma el contenido se hunda entre urgencias del día a día.

 

Haz un calendario semanal y diario donde planees cuántos contenidos principales vas a incluir y cómo se derivarán en piezas para redes sociales. Además existen plataformas, como Buffer, Hootsuite y GAIN, donde puedes organizar y automatizar la publicación de tus contenidos para no tener que estar siempre pendiente.

Para mantener la organización dentro de tu startup, elige roles específicos para cada persona para que se sienta responsable por una parte del marketing de contenidos.

 

Los roles que Emily Paterson sugiere incluir son:

 

  • Escritor de blog post
  • Editor
  • Quien investiga las palabras claves
  • Grabación de videos, posteo en redes sociales
  • Encargado de e-mail marketing

 

Estos roles pueden dividirse entre algunas personas o puedes crear un puesto para un estratega de content marketing que se ocupe de todos los deberes.

Emily aconseja grabarte estos principios con la certeza de que son los pilares para producir un buen marketing de contenido para tu startup:

 

  1. Habla directo a tu comprador.
  2. Crea contenidos constantemente.
  3. Construye una biblioteca de contenidos tipo anzuelo y durable.
  4. Promueve tu contenido en los canales donde está tu audiencia.
  5. Experimenta: siempre puedes empezar de cero y probar una y otra vez.

 

Para cerrar: ¿Por qué deberías invertir en marketing de contenido desde el inicio?

 

Las startups están construidas alrededor de ideas innovadoras, sin embargo, quienes las desarrollan, por lo general, no son los mejores comunicándolas. Además, los servicios que ofrecen este tipo de compañías pueden ser complejos de entender. Por lo tanto, si inviertes en crear contenido valioso facilitas que tus clientes sepan claramente cómo les resuelves sus problemas.

Ten en cuenta que el 47% de los compradores ven de 3 a 5 piezas de contenido antes de atenderse con un representante de ventas. Crear una estrategia de contenidos te ayuda a posicionarte como líder en el mercado y muestra a tus clientes que estás comprometido con resolverles sus problemas.

 

Para aprender más sobre el marketing de contenidos para startups, puedes tomar la videoclase gratis de Emily Paterson. Durante este video ella profundiza sobre cada tipo de contenido y muestra casos de éxito y fracaso de sus trabajos.

 

Este artículo originalmente fue publicado en Diciembre 2017.

¿Cómo te pareció el artículo?
3
0
0
0
0
0
Comentarios